¿Qué pasa si tiras a un pavo doméstico vivo desde una avioneta?

Pavo descendiendo como puede En España conocemos bien lo que es hacer “volar” a un animal que no vuela en aras de la tradición. Hasta hace 15 años, en el zamorano municipio de Manganeses de la Polvorosa los quintos del lugar arrojaban a una cabra viva desde un campanario. Abajo, tensando una lona, los muchachos del pueblo trataban de hacer que el rumiante sobreviviese a la caída, lo cual no siempre se conseguía. Continúa leyendo ¿Qué pasa si tiras a un pavo doméstico vivo desde una avioneta?

Anuncios

China abre biblioteca futurista que alberga 1.2 millones de libros

El diseño novedoso y futurista despierta el interés por la lectura de miles de curiosos que llegan a la biblioteca. La biblioteca fue construida en Tianjin, una metrópoli costera ubicada a unos 100 km a las afueras de la capital china, Pekín y se inauguró el 1 de octubre.

Continúa leyendo China abre biblioteca futurista que alberga 1.2 millones de libros

Si tú crees que las moscas solo sirven para fastidiar, este descubrimiento te va a sorprender

Según ciertos biólogos, esos enfadosos insectos pasan gran parte de su día entre las flores porque en parte se alimentan de su néctar y polen. Y al ir de flor en flor su cuerpo se llena de polen. En una mosca se hallaron Continúa leyendo Si tú crees que las moscas solo sirven para fastidiar, este descubrimiento te va a sorprender

Los ingenieros y su sentido del humor

A falta de adaptador confía en mi soy ingeniero ¿Sabéis ese del primer día de trabajo de un ingeniero? El hombre llega acompañado por el director del departamento que le lleva hasta la zona de trabajo, una gran sala compartida donde cada ingeniero tiene un pequeño cubículo separado por unas finas paredes de pladur a media altura.

El ingeniero jefe le asigna un trabajo, le pide que sea todo lo eficiente que pueda en sus tareas y se marcha.

Después de unos pocos minutos de trabajo en silencio, desde uno de los cubículos alguien grita un número: “doscientos setenta y tres”. Todo el mundo en la oficina suelta una carcajada, tras lo cual vuelven diligentes al trabajo en un silencio sepulcral, solo roto por el sonido de los múltiples teclados en acción.

Pocos minutos más tarde desde otro cubículo alguien dice otro número en voz alta mientras que todos los demás responden de igual forma con una sonora carcajada. Todos menos el recién llegado claro, que se asoma al cubículo de su compañero más cercano y le pregunta que de qué va todo ese asunto de las risas.

“Bien”, le responde el veterano ingeniero, “para no perder eficiencia, hemos asignado un número a todos los chistes que conocemos, de modo que cuando alguien quiere contar uno simplemente tiene que darnos la referencia numérica del chiste. Como tú eres nuevo, seguro que querrás bajarte la lista del servidor y ponerte al día con nuestra base de datos de humor”.

Un par de días más tarde, el nuevo ingeniero decide que ya es hora de intentar poner a prueba su sentido del humor, por lo que comprueba la base de datos y decide asegurarse con un chiste buenísimo: el 39, así que traga saliva y desde su cubículo en voz alta y clara resuena un “treinta y nueve”.

La oficina permanece en silencio, parece que algo no ha funcionado. Atónito, vuelve a asomarse al cubículo de ingeniero veterano y le pregunta:

“¿Por qué no ha habido ninguna carcajada con el chiste 39? ¿Es que no os parece gracioso?”

“Oh sí”, responde el veterano, “ese chiste es desternillante. Pero ya sabes… algunos ingenieros simplemente no tenéis gracia contando chistes”.

Los ingenieros y su sentido del humor

El Leviatán de Parsonstown

A mediados del siglo XIX dos países se disputaban la supremacía en la fabricación de telescopios: los alemanes habían conseguido grandes logros con los refractores, los británicos por su parte apostaban por el reflector. William Herschel, un inglés nacido en Alemania, construyó un enorme reflector de 49,5 pulgadas (125 cm) sin rival en su época.

Pero fue un aficionado irlandés, William Parsons, quien llevando la aperturitis hasta extremos insospechados, construyó el mayor telescopio del mundo: el Leviatán de Parsonstown.

La localidad de Birr en County Offaly está situada casi en el centro geográfico de Irlanda. En la actualidad cuenta con 3.600 habitantes y en sus calles se pueden ver preciosas casas de estilo georgiano. Aquí reside desde 1620 la familia Parsons, condes de Rosse, motivo por el que la ciudad fue conocida durante mucho tiempo como Parsonstown.

Entrada al Castillo de Birr. Foto: © Paco Bellido
Entrada al Castillo de Birr. Foto: © Paco Bellido

El castillo de Birr no se puede visitar, sigue siendo una residencia privada, hoy por hoy es propiedad de William Clere Leonard Brendan Parsons, séptimo conde de Rosse, nacido en 1936. El actual conde ha creado un Continúa leyendo El Leviatán de Parsonstown

Mi modesta propuesta para el Día Mundial del Farmacéutico

Con el lío de Cataluña es muy fácil que otras noticias pasen como de puntillas, pero es posible que hayan leído ustedes algo sobre el informe que dedica a la homeopatía nada menos que el European Academies’ Science Advisory Council (EASAC). Un informe que ha sido calificado como “demoledor” no solo por sus conclusiones, que al fin y al cabo son similares a las de cualquier otro organismo científico que haya estudiado esa práctica, sino sobre todo por lo que representa: el EASAC agrupa a las Academias de Ciencias de los países de la Unión Europea, Noruega y Suiza, así como la Academia Europaea y All European Academies (ALLEA), de modo que su toma de posición es la de las Ciencias y las Humanidades en su conjunto.

Portada del informe

Como digo, el EASAC llega a las mismas conclusiones que cualquier otro organismo científico que haya estudiado la homeopatía, de modo que no me extenderé demasiado sobre ellas (aunque sí les recomiendo encarecidamente que lean el informe). Pero sí que me voy a fijar en una de ellas, aprovechando que hoy celebramos el Día Mundial del Farmacéutico. Dice el Continúa leyendo Mi modesta propuesta para el Día Mundial del Farmacéutico

La fantástica historia de los experimentos mentales (IV)

13 Experimentos mentales 4 Torricelli 1Volvemos de nuevo nuestra exploración de los experimentos mentales a través de la historia: esa forma estructurada de la imaginación que nos ha permitido abrir nuevas vistas a nuestras teorías en la ciencia y la filosofía. Ya hemos visto experimentos mentales en la física, la filosofía y en la lógica. Hoy veremos a dos personajes que hicieron conjeturas muy distintas entre sí, pero que comparten un tema común: el problema de Visualización vs. Conceptualización. Si mi lector ha leído otros de mis artículos, sabrá que este es un tema que toco con frecuencia: en nuestras modernas formas de entender y medir el mundo, nuestra mente puede conceptualizar las cosas mucho más fácilmente que las puede visualizar. De hecho, visualizar es en muchos casos enteramente imposible, pero eso no nos ha impedido crear interesantes abstracciones que de todas formas nos llevan a la reflexión y al descubrimiento. Estas abstracciones que coquetean con el infinito no se originaron ayer, pero hagamos primero una presentación del problema original.

Lo Posible y lo Concebible Continúa leyendo La fantástica historia de los experimentos mentales (IV)