Cuanto más primo… más me arrimo

No fueron las guerras, ni las crisis internas, ni las derrotas en el campo de batalla, ni las confabulaciones de la corte lo que llevaron a la dinastía más poderosa de España a su ocaso, sino que fue una ciencia desconocida en aquel momento, la genética, la que consiguió tumbar a los Habsburgo, la Casa de Austria. ¿Qué provocó que Carlos II de España no dejase heredero al trono español, propiciando una sangrienta Guerra de Sucesión? Esto fue lo que lo provocó.

Desde la época del eminente naturalista Charles Darwin, los biólogos siempre han sabido que los apareamientos entre individuos muy próximos entre sí son altamente perjudiciales para la supervivencia de la descendencia. Numerosos estudios y tratados han demostrado lo peligroso de estas uniones consanguíneas que acaban por fijar alelos deletéreos en individuos consanguíneos, provocando problemas físicos y mentales. Para evaluar el alcance de estos matrimonios consanguíneos, los genéticos de poblaciones han desarrollado un factor, conocido como factor F o factor de consanguinidad (cuya escala va de 0 a 1) que mide la probabilidad de que un individuo sea homocigótico  para un gen determinado por descendencia, lo que nos permite conocer la probabilidad de que los hijos resultantes de este matrimonio consanguíneo puedan padecer dolencias genéticas de origen recesivo simplemente por el hecho de que sus padres son familia. Una vez metidos en faena, analicemos el caso de la familia real española.

Carlos I inició la dinastía de los Austrias españoles, siendo hijo de Felipe el Hermoso y Juana la Loca [3]
Carlos I inició la dinastía de los Austrias españoles, siendo hijo de Felipe el Hermoso y Juana la Loca [3]

Continúa leyendo Cuanto más primo… más me arrimo

Hacen falta dos para un delirio

Innovación, cine y ciencia ficciónExisten muchas teorías acerca de cómo saber si estamos o no frente a un relato de ciencia-ficción.

Si me lo permitís, yo os voy a confiar un método que nunca me ha fallado. Y en el que, por tanto, creo: si la protagonista del relato es una idea, de modo que los personajes que intervienen están al servicio de la ella y no al contrario, para mí eso es ciencia-ficción.

Normalmente, el relato de CF se desarrolla siguiendo este esquema:

Continúa leyendo Hacen falta dos para un delirio

Las (otras) falsas medicinas anticáncer

Les voy a contar una historia que no conocen.

Había una vez una empresa en las Islas Baleares que se dedicaba a la fabricación y venta de supuestos medicamentos para tratar enfermedades tan graves como el cáncer. Y no era una empresa cualquiera, no: sus vínculos llegaban incluso hasta la Universidad de las Islas Baleares, y se las había arreglado para conseguir diversas subvenciones de organismos públicos.

Pero el hecho de que mamase de la teta de las subvenciones no servía para abaratar sus productos: sus “tratamientos” contra el cáncer, por ejemplo, cuestan varios centenares de euros al mes, y su administración puede prolongarse durante años. De hecho, durante los años que el paciente viva, siga picando y pueda permitirse desembolsar esa pasta, porque por supuesto no hay la más mínima evidencia científica de que funcionen.

¿Y cómo pueden permitir eso las autoridades sanitarias?, se preguntarán ustedes. Pues la respuesta es que no lo permiten: esos productos no han sido autorizados como medicamentos, y su venta es ilegal. Pero, ojo, que no estén permitidos no quiere decir que no hayan sido tolerados: lo cierto es que los productos se han estado vendiendo bajo las metafóricas narices de la Agencia de Medicamentos durante años y años. Y hasta donde yo sé, a la empresa aún no le ha caído ni una multa por la venta de supuestos medicamentos sin haber obtenido previamente su autorización y registro o por incumplimiento de la normativa sobre publicidad sanitaria.

Y ahí siguen.

Y colorín, colorado…

¿Cómo? ¿Qué dicen ustedes? ¿Que ya no siguen? ¿Que les han desmontado el chiringuito y han detenido a los responsables? Continúa leyendo Las (otras) falsas medicinas anticáncer

Aceite de palma… muy ecológico

Los miedos alimentarios van por modas. Todavía no nos hemos recuperado de los dos meses en los que todos se preocupaban por la panga y pidieron la prohibición en los comedores escolares, cuando ha aparecido un nuevo apocalipsis alimentario: El aceite de palma. A diferencia de otros miedos el rechazo al aceite de palma tiene bastante lógica. El aceite de palma se utiliza de forma masiva por la industria alimentaria por diferentes motivos. El primero es que es muy barato de obtener. Se produce en zonas tropicales de África, Indonesia o América, donde los costos de producción son muy bajos. Otra cuestión es que es Continúa leyendo Aceite de palma… muy ecológico

De como un físico apareció en un paper porque su nombre pegaba

ABG

El ilustre físico soviético George Gamow, que por cierto acabó sus días siendo ciudadano estadounidense, era conocido (además de por su enorme intelecto) por un excelente sentido del humor. Continúa leyendo De como un físico apareció en un paper porque su nombre pegaba

El Ayuntamiento de Yecla: antivacunas y reincidente

Los efectos de los grupos antivacunas están, desgraciadamente, muy claros, pero no tanto las causas que hacen que muchos padres pongan en peligro a sus hijos (y a los de los demás). Quizá no sea tanto la incultura como el olvido de esas enfermedades que ya no vemos gracias, precisamente, a las vacunas. Y también influyen, por supuesto, factores tan frívolos como las modas o la irresponsabilidad de algunos famosos.

Pero, en cualquier caso, lo que sí parece evidente es que la propaganda juega un papel fundamental, y por eso resulta tan importante que desde los organismos públicos se intente contrarrestar.

O, al menos, que Continúa leyendo El Ayuntamiento de Yecla: antivacunas y reincidente

El médico que curaba metiendo agua por el culo

médico-detenido

El contexto

Hace unas semanas, un periódico se hacía la siguiente pregunta: ¿son unos delincuentes los homeópatas y acupuntores? [1] Ese artículo venía a colación de la proposición no de Ley que se realizó recientemente en el parlamento, de que los médicos denuncien a otros médicos si recetan terapias no probadas científicamente [2]. El artículo también contaba algunas cuestiones referentes al contexto que ha originado la situación, y de dos reuniones que tuvo recientemente  Jesús Mª Fernández, portavoz de Sanidad del PSOE, con dos grupos: primero con la Asociación Para Proteger al Enfermo de Terapias Pseudocientíficas (APETP) y, un poco después, con la Asociación Española de Médicos Naturistas.

Continúa leyendo El médico que curaba metiendo agua por el culo