BIO BAC: Desmantelada una red que fabricaba remedios milagrosos

El pasado día 28 de octubre, tras varios meses de investigaciones, se detenía a los integrantes de una red de fabricación y distribución de dos pretendidos medicamentos, comercializados bajo las marcas “Bio-Bac” e “Inmunobiol”. Entre los detenidos, figuraban varios médicos y farmacéuticos.

El caso del “Bio-Bac” vuelve a traer a la actualidad, una vez más, el intenso comercio que existe desde hace siglos de pócimas milagrosas que pretenden curarlo todo, o casi todo. Según figura en la página web que tenía el laboratorio (clandestino, por cierto) donde se fabricaba el producto, el “Bio-Bac” servía para tratar enfermedades tales como el cáncer, la artrosis o el sida, además de ser un maravilloso tratamiento contra la gripe u otras afecciones estacionales, e incluso como prevención contra las mismas. Supuestamente, y siempre según sus creadores, el mecanismo de acción consiste en la estimulación del sistema inmunitario del enfermo mediante la ingestión de un compuesto protéico. Esencialmente se trata del conocido mecanismo de las vacunas, con la diferencia de que éstas generalmente estimulan la producción de anticuerpos, mientras que en el caso del “Bio-Bac”, lo que se estimula es la producción de uno de los tipos de linfocitos asociados al sistema inmunitario.

La forma de producción del mágico remedio universal parte del cultivo de ocho cepas bacterianas, y su posterior esterilización, lisis y filtrado. O sea, algo muy parecido a un yogur pasteurizado después de la fermentación y ligeramente diluido. Continúa leyendo BIO BAC: Desmantelada una red que fabricaba remedios milagrosos

Cómo convencer a los escépticos de las vacunas de que son necesarias

Estar en contra de las vacunas parece estar de moda. Cada vez son más los escépticos ante este remedio que ha salvado la vida a millones de personas desde que empezara a practicarse en el siglo XVIII.

Decálogo para combatir las ‘fake news’ o noticias falsas en la era de la posverdad

Varios periodistas y expertos debatieron sobre cómo combatir las fake news o noticias falsas en la era de la posverdad durante la XX Edición del Laboratorio de Periodismo de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), celebrada el pasado 7 de junio en la sede de la APM.

Los ponentes del Laboratorio fueron los siguientes: Julio Montes y Clara Jiménez, de Maldito Bulo y Maldita Hemeroteca; Gumersindo Lafuente, de la Fundación porCausa;Myriam Redondo, de Globograma; la Nieman Fellow en Harvard María Ramírez yEduardo Suárez, de Univision y Politibot; Antonio Delgado, de WeblogsSL y Datadista;Ana Tudela, de Datadista, Ctxt y Jot Down; Josu Mezo, de Mala Prensa y Cuadernos de Periodistas, y Millán Berzosa, del Google News Lab y de la Universidad Francisco de Vitoria.

A partir de las conclusiones extraídas de este acto, moderado por Enrique Peris, presidente de la Comisión de Actividades de la APM, se obtuvo el siguiente decálogo:

-En la era de la posverdad, y ante la pérdida de credibilidad que se viene registrando, los medios de comunicación deben redoblar el esfuerzo en cumplir con las clásicas reglas de la profesión periodística: ética, rigor, comprobación, incluir la mayor cantidad de fuentes y datos que sea posible…

-Dada la proliferación de noticias falsas, de entre todas las normas deontológicas de la praxis periodística, cobra especial importancia la verificación de los hechos.

-Existen numerosas herramientas gratuitas en internet para verificar la autenticidad de los datos (búsquedas avanzadas en Google, First Draft News, Hoaxy…) y de las imágenes (Google Search by Image, TinEye, FotoForensics…) que los periodistas deben dominar, además de conocer sitios especializados en difundir contenidos sobre noticias falsas.

-El periodismo de investigación y el periodismo de datos son dos modalidades periodísticas especialmente recomendables para contrarrestar la desinformación.

-La obsesión por ser los primeros en publicar una información puede ser el detonante de incurrir en la emisión de noticias falsas. Los profesionales de la información deben tener claro que el tráfico que sustenta a un medio, en realidad, procede de la calidad continuada a la hora de informar, no de supuestas primicias.

-Además, los medios deben vivir en la red, esto es, aprender de primera mano cómo funciona el entorno digital y cómo van evolucionando los hábitos de consumo de los usuarios en internet, y no pensar que todo ello es algo incomprensible, incontrolable e insondable.

-Ante la actual sobreinformación, se hacen aún más necesarios periodistas experimentados, cualificados y con una gran preparación, además de un constante reciclaje.

– Para combatir las mentiras que se propagan a través de la red, hay que viralizar los desmentidos con la misma efectividad.

-Para ello, es necesario crear formatos muy viralizables con imágenes y vídeos, atractivos para las nuevas audiencias. Al ver los desmentidos, los usuarios deben poder comprobar por sí mismos que esa es la realidad, y no el bulo inicial. Asimismo, deben conformar una comunidad que ratifique cuál es la verdad y ayude a propagarla.

-Es fundamental promover un espíritu crítico ante la lectura de noticias para evitar la circulación masiva de bulos: comprobar si el medio de comunicación emisor y el autor son confiables, tener presentes los posibles sesgos, examinar las fuentes de la supuesta noticia, etc.

Decálogo para combatir las ‘fake news’ o noticias falsas en la era de la posverdad

Ecologistas en (mala) acción

Hace pocas semanas, mi vecino y amigo JM Mulet presentó su último libro, Transgénicos sin miedo (del cual ya les adelanto que es tan bueno como parece) y lógicamente se han multiplicado sus apariciones públicas y sus entrevistas en diversos medios. Y, con ellas, alguna de las polémicas que siempre le rodean, que sabrán que JM no tiene pelos en la lengua.

Una de ellas es su enfrentamiento con las actitudes disparatadas, irracionales y a veces hasta Continúa leyendo Ecologistas en (mala) acción

Pseudoterapias en la Universidad del País Vasco con cargo al Fondo Social

La Universidad del País Vasco (UPV-EHU) está subvencionando el coste de tratamientos con “medicinas alternativas” para su personal laboral.
La Universidad del País Vasco (UPV-EHU) está subvencionando el coste de tratamientos con “medicinas alternativas” para su personal laboral.

Me acabo de enterar por la prensa que la Universidad del País Vasco/ Euskal Herriko Unibertsitatea, donde soy profesor en la Facultad de Ciencia y Tecnología, financia tratamientos pseudomédicos (homeopatía, acupuntura) a través del Fondo Social, como he podido comprobar en la convocatoria. Lo primero agradecer al Confidencial por estar atento a esta clase de prácticas.

Lo siguiente es denunciar que un organismo como mi universidad, cuyos fines son  la investigación y la trasmisión del conocimiento, pueda dar credibilidad a estas terapias inútiles, gastando un dinero que de otra manera podría ser útil (por ejemplo, en nuestro Departamento llevamos con goteras casi dos años).

Creo que no está en debate si estas pseudomedicinas funcionan o no, aunque podemos hablar largo y tendido del efecto placebo, tema ya tratado en NAUKAS, y suficientemente explicado por la propia profesión médica. Uno puede creer que el agua de Lourdes, las agujas o rezar le suponga un alivio a sus males, pero son solo eso, creencias sin ninguna evidencia.

En contra de los que muchos aun creen la medicina, como la ciencia, es la misma en Europa, en Japón, Senegal, India o Perú. Y los hospitales usan básicamente las mismas terapias, las mismas medicinas para los mismos tratamientos, es decir, en las Facultades de medicina de China no se estudia “medicina china” sino Medicina “a secas”. En el tercer mundo solo las personas que por ignorancia, cuestiones económicas y culturales no tienen acceso a esta medicina “de verdad” van a curanderos, sanadores y brujos. Sin embargo aquí, en el “primer mundo” a menudo se observa el fenómeno contrario, y son las personas con nivel adquisitivo alto, a veces las de mayor nivel educativo, las que demandan ese tipo de terapias alternativas (me niego a llamarlas medicinas).

Es más, incluso piden que el sistema público de salud financien estas pseudomedicinas cuando acuden a la medicina privada, ya que no se ofertan en los tratamientos médicos en los centros de salud. ¿Se imaginan ustedes junto a Oftalmología, Radiología, Microbiología, Nefrología, Traumatología, Psiquiatría…  los carteles de Homeopatía, Acupuntura, Brujería Reiki? De momento parece que nuestros dirigentes no se han plegado a este tipo de peticiones o exigencias, aunque en mi universidad si que las financian si vas “por la privada”. La cuestión principal es que no se puede contribuir a dar credibilidad a estas pseudomedicinas, y hay que combatirlas.

El problema en que todo el mundo tiene una opinión, y a veces una Universidad, un medio de comunicación, o una persona pública puede hacer mucho daño al dar verosimilitud a cosas que no tienen fundamento (caso de Cárdenas diciendo que las vacunas causan autismo, o de Mercedes Milá con su enzima prodigiosa). Opinión como decía antes tenemos todos, pero no todos tenemos criterio para hablar de algo de lo que no somos expertos. En este caso el criterio médico es el que importa, y por fortuna recientemente el Colegio de Médicos de Madrid, como muchos otros, ha excluido por su falta de evidencia científica a la homeopatía y la acupuntura de la lista oficial de especialidades médicas; también han desaparecido de la universidad cursos y másteres en terapias “alternativas”.

Aun así hay médicos sin escrúpulos que han visto el filón económico que supone la práctica de este tipo de tratamientos, y es que nunca faltarán personas crédulas altamente sugestionables. En definitiva, no podemos apoyar ni financiar desde organismos públicos, ni desde la universidad en particular, terapias placebo como la homeopatía y la acupuntura.

Pseudoterapias en la Universidad del País Vasco con cargo al Fondo Social

Muerte por homeopatía

tristeza

Italia, conmocionada por la muerte de un niño de 7 años al que trataron una otitis con homeopatía – Los padres se negaron a administrar antibióticos al pequeño

(Extracto del post Desmontando el informe suizo sobre la homeopatía, por si alguien os “demuestra” que la homeopatía cura la otitis):

Continúa leyendo Muerte por homeopatía

Los peligros (o no) de la protección solar

Esta semana me habéis etiquetado en publicaciones y vídeos que circulan por las redes sociales que dicen que “ponerse demasiada protección solar es malo porque afecta a la vitamina D”. Esto es una barbaridad. En este vídeo os explico por qué.

¡Usad siempre protección solar!

Los peligros (o no) de la protección solar