Argumentos antitransgénicos: Miente Álvarez-Buylla, que algo queda.

Cada vez me aburro más en los debates sobre transgénicos, alimentación, agricultura ecológica, etc… que le vamos hacer, es como una película que ya sabes como empieza, como se desarrolla y como va a acabar. Normalmente desde el sector agroecólogico ante la aplastante evidencia lo que hacen es inventarse los argumentos. Si tienes tiempo en tu turno de réplica los desmontas y si no te conceden la palabra, pues la gente se lleva alguna que otra idea estrambótica a casa. En el último en el que estuve hubo una chica (presunta agricultora ecológica con pinta de hipster), que decía que ella solo podía comer comida ecológica porque su cuerpo rechazaba la convencional. Curiosamente en el vino de honor se puso morada de canapés (convencionales).

Una prueba de la endeblez de los argumentos y de la fantasía que demuestran los antitransgénicos es la entrevista que publica eldiario.es a la Sra. Álvarez-Buylla, famosa porque en su momento publicó qu el maíz tradicional méxicano se había contaminado con maíz OGM, algo que nadie ha podido demostrar desde entonces.  En fin, veamos cuales son sus argumentos.

“Los transgénicos son una bomba atómica con vida propia”

Creo que el titular ya deja a las claras por donde irá la conversación. Bombas atómicas con brazos y piernas… toma ya.

Fue una bomba. Una prestigiosa revista publicó en septiembre de 2012 un estudio del francés Gilles-Eric Séralini que relacionaba el consumo de maíz transgénico con la formación de tumores. Un año después, la revista que publicó el trabajole exigió su retirada. Ese desacreditado trabajo ha acentuado las suspicacias sobre las sentencias definitivas a favor o en contra de la modificación genética de semillas. En España las voces discrepantes se relacionan con ambientalistas mientras que los apoyos a esta tecnología se ligan a científicos.

La mexicana Elena Álvarez-Buylla se sale de ese modelo. Y está orgullosa de ello. Doctora en genética molecular y coordinadora del laboratorio de Genética Molecular del Desarrollo de la Universidad Autónoma de México –y con 106 publicaciones científicas a sus espaldas– no esconde su batalla personal contra estos cultivos.

Mal empezamos. El argumento es un artículo retirado que nunca se creyó nadie. Su argumento de autoridad es lo buena científica que es… entonces, ¿qué pasa con los cientos de científicos igual o mejores que ella que avalan el uso de plantas transgénicas?¿Por qué nunca son citados? Me gusta que remarquen que es una batalla personal, no científica. Y queda patente por el hecho de que sus argumentos no son objetivos ni racionales.

La doctora en genética molecular, Elena Álvarez-Buylla, crítica con los transgénicos.
Si no tengo argumentos… me los invento.

Hay analistas que aseguran que hay un consenso internacional científico sobre los transgénicos, que no existen diferencias entre unos alimentos y otros…

Es totalmente falso que los transgénicos sean iguales a los silvestres. Hay evidencias que indican que, por ejemplo, la soja transgénica es nutricionalmente distinta, además de que la mayoría se rocía con grandes cantidades de glifosato –un agrotóxico– que penetra en las células y es nocivo para la salud. Y nos lo estamos comiendo. Estamos siendo sujetos de un experimento global sin controles y sin consentimiento, el experimento de una tecnología incipiente y a la vez obsoleta que, por razones científicas, tendría que ser suspendida.

Halaaaaaaaa. ¿Datos? ¿Artículos? A ver, ¿cuánta gente se ha intoxicado por glifosato? Por cierto, ¿el glifosato se utiliza solo para los OGM? La realidad es que el éxito del glifosato se basa a su escasa toxicidad, menor que la cafeína o la aspirina. Si a esta señora le importa la seguridad tendría que hablar de herbicidas como el Paraquat, que es mucho más tóxico, el problema es que como no hay plantas transgénicas resistentes al Paraquat, pues le importa menos. Estos es una forma de vender ideología disfrazada de preocupación ambiental. Lo siento, no cuela. El paraquat es un herbicida problemático y a los antitransgénicos les da igual.

¿En qué sentido?

Teniendo en cuenta los datos científicos y el puro sentido común, los organismos transgénicos no pueden ser iguales a los no transgénicos. Es una falsedad asegurar que un organismo puede ser equivalente después de que le introduzcas un solo transgen. Una pequeña perturbación en sistemas complejos, como un ser vivo, tiene consecuencias que no se pueden enumerar. Y mucho menos predecir las consecuencias en las interacciones con otros genes y la síntesis de muchas sustancias. El efecto de un gen (o un transgen) depende no sólo de sí mismo, sino de sus interacciones con otros genes y proteínas, y de la interacción del organismo transgénico con el ambiente.

Entonces dejemos la agricultura y volvamos a las cavernas. Los métodos tradicionales de obtención de variedades agrícolas y ganaderas (si, como se obtuvo el maíz tradicional en México), son mucho más agresivas con el genoma, e implican mutaciones, deleciones, duplicaciones, etc… si lo que dices es cierto, estamos todos muertos.

La revista nature ya te desmontó el chiringuito.

¿De qué tipo de consecuencias habla?

Hay plantas que presentan moléculas distintas, no asociadas al gen producido sino a otros genes, los que se han alterado a su vez por esta modificación. Pero, además, el maíz o la soja están incorporando a sus células el herbicida al que son resistentes por la modificación genética. El glifosato –está probado– es un teratógeno (que produce malformaciones en el feto) y es posiblemente cancerígeno. Las plantas resisten ese veneno y lo incorporan, por lo que pasa a la cadena alimenticia.

¿No habían dicho que esta señora era una científica muy buena? Me da que no. El artículo que decía que el Glifosato es teratógeno se hizo inyectando herbicida en huevos de pollos y ranas, algo que la gente no hace, y además los datos se falsearon. Esto lo denunciaron entre otros un servidor y fue publicado en la misma revista. Un buen científico está al día de l literatura de su tema y esta señora parece que no se ha enterado.

¿También hay consecuencias para el medio ambiente?

Basta con que les vayan a preguntar a los agricultores americanos cuánto se están gastando ahora mismo en controlar las supermalezas que han crecido en las explotaciones de transgénicos que, después de muchos años, se han hecho resistentes al glifosato, al herbicida. Los organismos evolucionan y ya hay variedades de maleza que aguantan los herbicidas. Ahora amenazan con transgénicos que resisten a múltiples agrotóxicos; algunos aún más tóxicos que el glifosato.

¿Esta señora no se ha leído el especial de Nature sobre OGM? Si, el mismo en que decían que su artículo no se lo cree nadie. La noticia no es que aparezcan resistencias, sino que hayan tardado 20 años en aparecer. Entra dentro de lo esperable. También para con los cultivos no OGM, y muchísimo más rápido con los antibióticos. Difama que algo queda.

El glifosato, un desconocido para la Dra. Álvarez-Buylla

¿Por qué defiende que se trata de una tecnología inútil?

La llamo pseudotecnología. Las variedades que comercializan las corporaciones se obtienen por ensayo-error. Es como si al vender un coche dijeran: ‘Prueba este… Ah no, no va. Toma otro’. Se eligen las porciones de ADN que se quieren inocular en la planta y se colocan en diversos puntos de la cadena de ADN. Luego se ve cómo se desarrollan los ejemplares en el laboratorio, qué efecto ha tenido. ¿Cómo se analizan las plantas? A ojo. No con un estudio metabólico exhaustivo que sí podría revelar alteraciones aunque no estén, en teoría, implicadas en el gen que se ha modificado. Porque las redes que hacen interactuar los genes de un organismo son muy complejas. No son corto y pego, y ahí se queda el efecto. Rebotan por donde nadie se imagina.

Mentira. Antes de salir al mercado tienen que superar más pruebas que cualquier otro cultivo. Es cierto que muchas no salen porque no cumplen las expectativas o no mejoran a las no OGM. Y por cierto, se seleccionan eventos únicos de transformación, no con diversos cambios. Los análisis no son a ojo, son exhaustivos. Si para defender su postura tiene que contra mentiras, es que su postura no es defendible.

¿Entonces qué es lo que sale de los laboratorios?

La empresa selecciona lo que quiere en esas condiciones de laboratorio. Desarrolla una línea para vender, la diferente de la silvestre. Pero los genes se mueven en el polen a miles de kilómetros de distancia. Por eso lo que se haga en España afectará a los vecinos. Lo que se hizo en EEUU ya contaminó el centro de origen del maíz mundial, que está en México. El polen viaja y hace germinar con su gen transgénico.

El contexto alrededor y las interacciones de esas plantas son ya diferentes. Con lo que las plantas que contengan el gen modificado por la empresa ya no serán como cuando se han producido en el laboratorio. Las hijas de esa planta llevarán ese transgen. Se irán acumulando transgenes. Está demostrado que no se pueden parar y controlar. Los transgenes se mueven y se acumulan en las razas nativas de los cultivos.

Toma ya. A ver, antes de salir al mercado y después del laboratorio se hacen unos ensayos de campo exhaustivos. Entre otras cosas se tiene en cuenta el efecto de la migración del polen y no se autoriza si existe la posibilidad de hibridar con especies autóctonas. La presunta contaminación que vio ella (y a la que no deja de aludir) no la ha reproducido ni se la cree nadie, pero le ha servido para vivir del tema muchos años. También me molesta el tema que asocie OGM empresas, ignorando la investigación pública que se hace en el tema. Países como Cuba, Brasil, Bangladesh, Indonesia utilizan OGM en base a modelos públicos.

Tal y como usted lo plantea, es una ‘contaminación’ imparable.

La propia industria ha reconocido que lo poderoso de esta tecnología es que se va a implantar sin esfuerzo y cuando la gente se dé cuenta ya no va haber nada que hacer. Las secuencias genéticas patentadas se acaban acumulando en los cultivos originales. Y entonces, las empresas podrían hasta demandar a esos agricultores por utilizar una variedad sobre la que tienen una patente de exclusividad. Aunque sea el maíz nativo que esté contaminado.

De hecho, cuando se compra semilla transgénica estás obligado a destruir lo que no utilices en la cosecha. El único que tiene derechos sobre la reproducción de vegetal de esa semilla es la corporación. No se puede ni utilizar las semillas obtenidas con la cosecha

Llegas tarde. Ha sido la tecnología agrícola que más rápida implantación ha tenido. También se olvida que la ley de patentes y registro de variedades vegetales se aplica a los OGM y a los que no.

¿Usted asegura que se asumen riesgos sólo para favorecer el negocio?

Claro. La gente está siendo sujeta a este riesgo público a favor de las ganancias privadas. Porque eso es lo único que hay detrás, de verdad. Existe por razones de lucro. ¿Queremos tirar la bomba atómica a ver qué pasa? Esto es una bomba atómica pero con vida propia. Es una contaminación que va atener su propia dinámica evolutiva y a los responsables de este crimen contra la humanidad no se les va a poder pedir cuentas.

Pues yo diría que no. El proceso de autorización que tiene que pasar un OGM hace que los riesgas sean menors que en un no OGM. ¿quieres riesgos? come ecológico y jugarás a la lechuga rusa. Pero nada, Boooooooooomba.

¿Por qué?

Pues de entrada porque no se está etiquetando en la mayoría de los países latinoamericanos (Nota: En Europa sí en el caso de que sea para alimento humano directo, aunque el 100% de los piensos están etiquetados como transgénicos porque hay tanto maíz importado –la mayoría transgénico– que los fabricantes han optado por decir que todo es transgénico).

Estamos en un mundo al revés donde la ciencia dominante, la ciencia del reduccionismo, muy obsoleta en el contexto actual pero con mucho poder económico, está validando con un traje falso en términos científicos una tecnología peligrosa y ambientalmente insustentable.

Menos mal que aquí el periodista se da cuenta de las bolas que le está metiendo, como lo del etiquetado. En muchos países de sudamérica como Brasil también es obligatorio. Y aquí venimos a la típica dialéctica del poder económico, tecnología peligrosa y ambientalmente insustentable. Pues no. Lo siento, datos en la mano el cultivo de OGM está resultando mejor para el medio ambiente, por ejemplo el MON810.

¿Usted niega los efectos beneficiosos de los transgénicos para aliviar el hambre en el mundo?

La realidad son grandes extensiones de soja transgénica resistente a glifosato. Grandes explotaciones de monocultivo. No hay que desenfocar. No hay que dejarse llevar por ese engaño. Por ejemplo, el arroz dorado que se ha introducido en Asia con un gen para dotarle de una vitamina de la que son deficientes los niños y que provoca ceguera. ¡Pero los niños son deficientes en esa vitamina porque no comen! Y para solventar la deficiencia tendrían que comer kilos de arroz dorado. Eso es irreal. Mejor unas verduritas. Desde un punto de vista tecnológico, científico y social se necesita solventar el problema de reparto de alimentos, no cultivar el arroz dorado que es sólo para hacer propaganda a favor de los transgénicos.

Pues nada, amiga Elena, ve tú a darles la verdurita ¿de donde la sacan si solo tienen arroz? ¿se la llevamos con una furgoneta? estamos hablando de la gente más pobre del planeta. Por lo demás tienes el reloj científico parado hace 10 años. Las variedades actuales de arroz dorado producen Vitamina A en cantidad suficiente, no como las primeras.

Mentiras y mazorcas

Son muchas las voces que defienden que es una tecnología extendida y eficiente. 

Existe un mito conveniente: si ya están en todos los lados, y no hay remedio, ya no podemos hacer nada. Desde el punto de vista de resolución de los problemas agrícolas del mundo, los transgénicos han aportado cero. Los han empeorado. Si es una tecnología que no resuelve los verdaderos problemas y tiene riesgos…. ¿para qué se apoya? El que cada vez se coma más comida chatarra no quiere decir que sea buena.

Ah si, muy bonito. Resulta que admite que la tecnología OGM está extendida (algo evidente). Pues resulta que esa comida chatarra está dando de comer al mundo, también a Europa ya que es la que alimenta a nuestro ganado. La actitud cual es ¿prefiero que se mueran de hambre a que coman transgénicos? Como yo tengo la nevera llena como ecológico, y los demás, que miren como como. Despreciable.

¿Por qué hay cultivos modificados genéticamente y otros en los que esta tecnología no se aplica?

Por el negocio. Que está en la soja y el maíz. Existen transgénicos de arroz, pero los japoneses están cuidándolo muchísimo para que no se extienda porque es la base de su alimentación. También hay berenjena, tomate… pero el negocio está en la soja y el maíz.

Otra explicación sería que hay cultivos donde la tecnología es más fácil que aplicar que otros, o que hay cultivos donde ha tenido más aceptación entre el público y los agricultores que otros. Se olvida del algodón y la colza que también son mayoritarios.

¿Y el trigo?

Que no haya trigo transgénico es uno de los argumentos que demuestran que sí se sabe que hay consecuencias con estos cultivos. ¿Dónde se come trigo? En Estados Unidos, Europa y Canadá. ¿Dónde está la gente más rica? El trigo está muy cuidado. Sería facilísimo modificarlo pero la gente del Primer Mundo no está dispuesta a tener en su mesa trigo transgénico todos los días. Sí que en los laboratorios lo modifican en experimentos… pero como propaganda. Está protegidísimo. Y claro que hay problemas de plagas y demás con el trigo pero se resuelven de manera más inteligente que con transgénicos.

Ah bueno, resulta que en Estados Unidos no comen maíz. Resulta que lo de Pocahontas es mentira. El trigo tiene una genética complicada ya que es un hexaploide. Por eso ha tardado tanto en salir al mercado. Pero no sufras, ya tenemos trigo transgénico resistente a plagas como al roya, que repele insectos y apto para celíacos, a ver que dices el año que viene.

España se ha quedado sola en el mundo de los transgénicos en Europa. ¿Tiene explicación?

Las empresas tienen mucha influencia con los gobiernos pero las poblaciones de Alemania, Francia o Gran Bretaña tienen un rechazo público muy fuerte a los transgénicos…. ¿y dónde se mantiene el acuerdo de negocio sin motivo tecnológico o humanitario? En España.

 

Ya se ve la influencia que tienen, por eso solo han conseguido tres autorizaciones en 20 años. Pos cierto, que esos países están utilizando billetes de Euro hechos con algodón transgénico y dando de comer a sus animales maíz transgénico cultivado en España.  Me da que ese rechazo es más postureo que otra cosa.

En fin, es lo que hay, ante la falta de argumentos contra los trasngénicos, buena cosa de mentiras. Echo de menos que el entrevistador le pregunte por el hecho que la política de restricción de OGMs en México haya hecho al país dependiente de las importaciones de grano de Estados Unidos (grano transgénico), o que porque no aplica todo lo que dice a los medicamentos y farmacéuticas, o esos OGM son buenos… entre otras cosas.

Argumentos antitransgénicos: Miente Álvarez-Buylla, que algo queda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s