Fotosíntesis humana en los Colegios médicos de Barcelona y Castellón

Imaginen a un señor que asegura que los seres humanos obtenemos nuestra energía, al menos en buena parte, mediante la fotosíntesis. Imaginen, además, que su ocurrencia le lleva a vender uno de esos “medicamentos” que lo curan absolutamente todo, y no contento con eso también inventa un mecanismo que sirve para obtener energía eléctrica prácticamente ilimitada. Aparte de alguna historia de ciencia ficción (pocas, porque el argumento es bastante malo), los únicos sitios donde podríamos esperar ver una cosa así serían las webs dedicadas a chifladuras conspiranóicas, las revistas del sector más desquiciado de las “medicinas alternativas”, o los programas de vendedores de misterios de baratillo, ¿verdad?

Pues se equivocan: también podemos verlo en sitios aparentemente respetables. Como el Colegio de Médicos de Barcelona, que según anuncia en su web, acogerá el próximo 7 de febrero una charla titulada La fotosíntesis humana: bases y conceptos.

Como pueden ver, el anuncio del COMB no dice gran cosa. Algo más informativo resulta este otro anuncio publicado en Facebook:

Pero lo que verdaderamente nos pone sobre la pista es el número de enero pasado del boletín del Colegio de Médicos de Castellón (descargable en pdf desde aquí), que da cuenta de cuando el mismo personaje impartió la misma charla en sus dependencias:

Según cuenta el boletín,

El día 5 de octubre tuvo lugar una conferencia abierta al público impartida por el Dr. Arturo Solís Herrera. Es médico cirujano, neuro-oftalmólogo y doctorado en Farmacología por la Universidad de Guadalajara (México). Durante 20 años fue catedrático e investigador de la Universidad Autónoma de Aguascalientes y ha sido el fundador del centro de Estudios de la Fotosíntesis Humana SC del Área de Ciencias de la Salud y Áreas de Ciencias de Energía de Aguascalientes. Actualmente, ejerce su profesión en su consulta privada con especialidad en Oftalmología. El título de la conferencia fue La Fotosíntesis Humana, que trataba sobre las funciones de la melanina en el ser humano. Dada que la afluencia e interés del público fue importante, nos hizo pensar en la posibilidad de organizar eventos similares en un futuro. Podéis encontrar mucha información por internet tecleando en el buscador el nombre del Dr. Arturo Solís.

Y en efecto, tecleando en el buscador el nombre de este señor podemos encontrar mucha información; lamentablemente, parece que los responsables del Colegio de Médicos de Barcelona no lo han hecho (cabe suponer que los del de Castellón sí, pero por lo visto no les importó).

Podemos descubrir, por ejemplo, que el Dr. Solís es uno de los proponentes (no el único) de la existencia de una función fotosintética en el ser humano, concretamente a cargo de la melanina. Y si bien no llega a los extremos de algunos pirados, sí que le otorga un papel importante a la hora de atender a las necesidades energéticas del cuerpo, hasta el punto de que llega a decir que “la tercera parte de la energía usual de que dispone el ser humano, proviene de la melanina, la luz”.

Como pueden imaginarse, semejante tesis ha sido acogida con división de opiniones: desde el mundo de las terapias de pactotilla la aplauden calurosamente con todos sus chakras y hasta premian a su autor, mientras que, desde el lado científico, los pocos que han oído hablar del doctor Solís lo muestran como ejemplo de la credulidad que azota su México natalachacan su éxito al analfabetismo científico y a veces no pueden evitar alguna que otra interjección.

Pero hay más. Como cuenta Evolutionibus después de desmenuzar concienzudamente las afirmaciones del doctor Ortiz, la cosa no se queda en unas tesis estrafalarias, sino que se ha traducido también en la comercialización de dos “medicamentos” denominados QTINIA y QIAPI-1. El primero de ellos, que yo sepa, no ha llegado hasta aquí, pero sí el segundo. De hecho, ya en 2010 los Colegios de Médicos y de Farmacéuticos de Navarra publicaron una evaluación de diversos productos con pretendida finalidad sanitaria entre los que se encontraba el QIAPI-1, que fue calificado como producto milagro. En la evaluación (que puede consultarse en pdf aquí) se indicaba que

  • Se trata de un producto que se presenta como medicamento sin haberse sometido a los trámites de evaluación y autorización previos a su puesta en el mercado, conforme a lo establecido en el artículo 9 de la Ley 29/2006, de 26 de julio, de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios. Por lo tanto, su elaboración, fabricación, importación, distribución, comercialización, prescripción y dispensación, están prohibidas, según lo establecido en el artículo 4 de la Ley 29/2006. Este mismo artículo prohíbe la promoción, publicidad, o información destinada al público de estos productos.
  • La composición declarada en los envases (el único ingrediente declarado es “análogo pirrólico”) es extremadamente vaga y de ella no puede deducirse la naturaleza de sus componentes o sus características. Por ello, estamos ante un “remedio secreto”, expresamente prohibido según lo establecido en el artículo 7, punto 4 de la Ley 29/2006, de 26 de julio, de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios.

Consideraciones que reproducía casi literalmente la nota en la que la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios anunciaba a principios de 2012 la retirada del potingue.

Pero hay más. Como pueden imaginar, si este señor está convencido de que la melanina es una poderosa fuente de energía, solo le faltaba dar un paso para convertirla en una especie de máquina de movimiento perpetuo. Surgió así el concepto de la melanina como energía del futuro, que el doctor Solís publicita en su web (sí, la misma que vende el QIAPI-1) y que de momento se ha traducido en la instalación de algunas farolas en Aguascalientes. Farolas que luz dan poca, pero pasta (para su inventor) mucha.

Así que ya ven: inventor de una teoría pseudocientífica, vendedor de productos milagro y fabricante de sistemas como mínimo dudosos. Con este panorama, lo lógico sería que el Colegio de Médicos de Barcelona cancelara la charla antes de seguir poniéndose en ridículo. Aunque, vistos los antecedentes, lo mismo no solo la mantienen, sino que le montan un puesto de venta en la entrada a la sala…

Fotosíntesis humana en los Colegios médicos de Barcelona y Castellón

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s