Muerte por homeopatía

tristeza

Italia, conmocionada por la muerte de un niño de 7 años al que trataron una otitis con homeopatía – Los padres se negaron a administrar antibióticos al pequeño

(Extracto del post Desmontando el informe suizo sobre la homeopatía, por si alguien os “demuestra” que la homeopatía cura la otitis):

Permítame ahora que llame su atención hacia el capítulo 10, el que considero más revelador. Se trata de un estudio sobre la eficacia de la homeopatía en enfermedades del tracto respiratorio superior: sinusitis, rinitis, asma, faringitis, otitis, vegetaciones, etc. No debe llamar la atención que se centrasen en un tipo concreto de dolencias, ya que seguramente será la que presenta mayores tasas de éxito a favor de la homeopatía. Hay un viejo chiste entre los científicos, según el cual la expresión “los resultados típicos muestran que” realmente ha de traducirse como “los mejores resultados que jamás he obtenido muestran que.” Seguro que los autores del Informe, en un esfuerzo para convencernos de la utilidad de la homeopatía, han escogido una dolencia particularmente favorable en resultados.

En apariencia, así es. Los estudios presentados, un total de 29, se llevaron a cabo en varios países. Al menos la mitad de ellos tenían aleatoriedad y doble ciego, bien contra un placebo, bien contra los tratamientos convencionales. A tenor de la interpretación de los autores del Informe, los resultados son espectaculares: de los 29 estudios, nada menos que 24 muestran un resultado positivo. Si nos restringimos a los 16 casos con control doble ciego y placebo, 12 muestran una ventaja a favor de la homeopatía. Finalmente, 6 de 7 estudios muestran un resultado mejor que el de un tratamiento convencional; uno de ellos se califica como “significativamente positivo.” Tres cuartas partes de los casos son calificados con un “1b,” que en la escala médica tradicional indica una evidencia obtenida de al menos una prueba aleatorizada y controlada.

¿Les sorprenderá que, al leerlo, yo obtengo una impresión muy diferente de lo que dice? Comencemos con el único tratamiento calificado como “significativamente positivo.” Estrictamente hablando, parece que la homeopatía gana a los antibióticos: 2.6 frente a 2.2 (en una escala no especificada en el Informe). Pero resulta que el margen estadístico es de 0.4, y puede que sea hasta de 0.8. Eso significa que, estadísticamente hablando, no podemos encumbrar a un método por encima del otro. Y, lo que es más importante, se trata de un estudio sobre los síntomas, no sobre la duración o efectividad del tratamiento.

Tal vez piense usted que, de todos modos, estamos comparando homeopatía frente a tratamiento convencional. Si en algún caso ambos se revelan con la misma eficacia en los otros seis estudios, puede que la homeopatía sirva como terapia alternativa. Claro que hay pequeños detalles a tener en cuenta:

– Dos de los estudios no hallan diferencia respecto al tratamiento convencional en casos de gripe. Teniendo en cuenta que NADA cura la gripe y que solamente pueden tratarse los síntomas ¿a alguien le extrañan los resultados? Sin tratamiento la gripe dura siete días, con tratamiento dura una semana, y con homeopatía dura unas 168 horas. Enhorabuena, hemos vuelto a demostrar que la gripe no se cura.

– Otros dos estudios mezclaban tratamientos. En un caso (sinusitis), el grupo homeopático recibía suplementos herbales e inhaladores; los grupos de control y de prueba eran distintos en tamaño, y los propios autores reconocieron que “la comparabilidad [de resultados] quedaba restringida.” Además de ello, la evaluación médica mostraba que el tratamiento convencional era superior. En el otro caso (asma), con experimento doble ciego, ambos grupos recibieron tratamiento convencional, y uno de ellos, además de ello, homeopatía. Los resultados fueron idénticos en ambos casos.

– En un estudio sobre faringitis en 53 niños, el grupo homeopático no solamente obtuvo peores resultados, sino que sufrieron mayores tasas de otitis media y otras complicaciones purulentas.

– Finalmente, un estudio de otitis, sobre 30 niños, de los que solamente uno fue tratado con antibióticos. No hay grupo con que controlarlos, y algunos de los participantes dejaron de examinarse a las dos semanas, pero como la infección acabó desapareciendo el autor reclama éxito. ¿Quieren saber qué le pasó al niño de los antibióticos? Yo también.

En cuanto a la comparación con placebos, no voy a aburrirles, pero tengo a mi lado la lista de los 16 casos que, según el Informe, se comparan favorablemente con el grupo de placebo. Cuatro de esos casos, sencillamente, no ganan. En cuanto a los otros doce, ocho muestran datos tan cercanos al placebo que no son significativos; dos arrojan posibles resultados positivos, pero tan cuidadosamente escogidos que resultan sospechosos; en uno, el tratamiento estadístico es tan desastroso que no solamente no hay forma de saber qué tratamientos recibieron los pacientes, sino que uno de cada cuatro desapareció (a juzgar por los datos finales). Y, finalmente, mi favorito: ¡un estudio realizado sobre un solo paciente! Ningún dato sobre su tratamiento o duración, pero como se tomó la medicación y se curó, el caso se convierte (cito textualmente) en “una indicación de la efectividad de la terapia.”

Lo siento, pero ese último ejemplo me impide continuar sin hacer otro chiste. Un médico le da una botella de whisky a un paciente aquejado de bronquitis, y éste se cura. El médico corre a publicar un artículo titulado “el whisky cura la bronquitis.” Luego le da una botella de whisky a un segundo enfermo de bronquitis, quien finalmente muere. El segundo artículo del médico comienza así: “nuevas investigaciones indican que el whisky cura la bronquitis en un 50% de los casos.” Sí, es un chiste. Salvo cuando lo envuelves con lenguaje técnico, lo unes a una treintena de casos de similar ralea y lo publicas.

Para más información, te recomiendo mi libro ¿Homeopatía? Va a ser que no. Liberado como Creative Commons. Gratuito. En formato digital. Y si lo quieres en otro formato, te lo paso. Pero léelo. Por favor.

 

Muerte por homeopatía

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s