El Colegio de Farmacéuticos de Navarra y la Homeopatía. Y Australia.

Aunque Australia y Navarra estén separadas por unos 15.000 km de distancia (algo menos si tomamos un atajo), no están en las antípodas, pero por lo visto sus Colegios de Farmacéuticos sí. Y, al igual que pasa con el horario, los farmacéuticos australianos llevan mucha delantera a los de aquí.

Verán, hace un par de semanas se celebró en el Ateneo Navarro el curso Frente a las pseudociencias, como ya les anticipé en su día, y la primera charla corrió a cargo nada menos que de Helena Matute, una de las mejores investigadoras del mundo en psicología experimental. Pueden acceder a todas las charlas del curso a través de la web de su director, Luis Tarrafeta, pero en concreto la de Helena, titulada ¿Por qué resultan tan atractivas las pseudociencias?, es esta de aquí:

Naturalmente, con esa temática era inevitable que saliera a la palestra la pseudociencia de moda, la homeopatía, que a pesar de lo absurdo de sus postulados (o quizá gracias a haber sabido ocultar esos postulados tras una apariencia “natural” y hasta “científica”) ha conseguido hacerse un hueco en nuestra legislación, nuestras universidades y, ¡ay!, nuestras farmacias.

Y por lo visto ese fue el callo más doloroso que pisó Helena, porque un par de días después las presidentas del Colegio de Farmacéuticos de Navarra y de la Empresarial Farmacéutica Navarra publicaron en Diario de Navarra sendos artículos (pdf por cortesía del propio Colegio) titulados El farmacéutico no te engaña y Los farmacéuticos realizan atención farmacéutica, en los que se lanzaban a la difícil tarea de desmentir a Helena Matute y justificar la venta de homeopatía por parte de sus colegas.

Sin lograrlo.

farmanavarra1

Helena Matute, que a su currículo académico e investigador añade el hecho de ser una gran persona, prefirió no entrar en un debate que las farmacéuticas habían convertido en personal, con sus acusaciones de haber faltado al respeto y difamado a su profesión. Pero no faltó quien recogiera el guante: tres días después el mismo Diario de Navarrapublicaba una columna titulada No se fíe de mí en la que Fernando Hernández diseccionaba minuciosamente la homeopatía, con párrafos tan contundentes como este:

Mientras el resto de las pseudociencias están arrumbadas en ferias esotéricas y en los anuncios que se pegan en las farolas, la homeopatía, sin haber demostrado su eficacia ni los principios que rigen su funcionamiento, se ve bendecida por su mención en leyes y reales decretos, y ocupa en las farmacias un lugar junto a fármacos cuya aprobación ha necesitado de un proceso largo y costoso. Es como si, además de dar explicaciones sobre la formación de las estrellas, Javier Armentia se dedicara a preparar cartas astrales en el Planetario.

Pero no se fíe de mí. Saque sus propias conclusiones.

No se fíe de mí

Y Javier Armentia, evidentemente, no se quedó en el Planetario. De hecho no se quedó en ningún sitio: el pobre tuvo unos días ajetreados incluyendo su participación en el curso junto a Joaquín Sevilla (con otra charla imprescindible) y su partida a Bilbao para participar en Naukas 2015. Pero sí que tuvo tiempo de escribir su entrega semanal para Noticias de Navarra, titulada esta vez Pseudociencia en la salud, en la que recordaba al hilo del curso que

Algunos de los asistentes, muchos, sentían desamparo. ¿Cómo saber dónde está lo fiable y confiable? La respuesta invitaba a informarse, a ser críticos; pero bien sabemos que es una batalla perdida. Menos cuando la única reacción que vimos es cómo asociaciones farmacéuticas navarras se quejaban con el argumento de “porque yo lo valgo”. Pobre para ser cooperadores necesarios de un negocio basado en la pseudociencia aunque también sean los lugares donde tenemos los medicamentos que sí nos curan.

La columna de Javier no era, por supuesto, una carta astral, pero casi dan ganas de consultar la de aquel día 10 de septiembre para ver si los astros habían preparado alguna especie de broma a costa de las defensoras de la venta homeopática en farmacias. Y no porque se diera la casualidad de que justo en la página opuesta del periódico estuviésemos Pablo Linde y yo con cara de guasa…

IMG_20150910_131446r

…sino porque también se produjo otra casualidad que puede que no fuera cósmica, pero sí al menos planetaria. Y es que en Australia, ese mismo día (y unas horas antes, ya saben) apareció la noticia de que la Pharmaceutical Society of Australia acababa de publicar un documento de toma de posición en cuanto al papel de los farmacéuticos respecto a las terapias complementarias (pdf), en el que indica que (la traducción es mía):

La PSA se adhiere al informe del NHMRC de marzo de 2015 que concluyó que la homeopatía no es efectiva para ninguna patología y queno debe utilizarse para tratar patologías crónicas, graves o que puedan agravarse. El NHMRC también menciona que los consumidores pueden poner en peligro su salud si rechazan o retrasan tratamientos para los cuales hay buenas evidencias sobre su seguridad y eficacia.

La PSA no apoya la venta de productos homeopáticos en las farmacias.

Los farmacéuticos deben usar su criterio profesional para impedir el suministro de productos sin evidencias fiables de su eficacia o con evidencias de su falta de efectividad.

La PSA hace notar que otras organizaciones sanitarias han adoptado posturas similares respecto a la homeopatía.

Posición que es también la que deberían haber mantenido en el periódico y en su práctica las farmacéuticas navarras. Escudarse en la situación legal de los productos homeopáticos (que ni siquiera es la que ustedes dicen, señoras Galipienzo y Jiménez:lean o, si les da pereza, busquen alguno de esos productos homeopáticos que venden ustedes en la base de datos de medicamentos de la AEMSP) no les exime de su responsabilidad como profesionales sanitarios expertos en medicamentos, y ese sobrado criterio para aconsejar a sus pacientes del que presumen debería llevarles a no vender, y mucho menos recomendar, productos ineficaces. Y si de verdad les escandaliza que se hable en el mismo foro y contexto del colectivo médico-farmacéutico, la astrología y la lectura de las cartas del tarot, intenten evitar que haya motivos para ello.

Y sí, con sus artículos ya hemos visto que ante esta situación su reacción es criticar a quien tiene el atrevimiento de decir que el emperador está desnudo, y en el caso de algún otro Colegio hasta se ha llegado a intentar castigar a un farmacéutico por mantener una postura íntegra con respecto a la homeopatía. Pero bueno, ya que no hacen caso de la evidencia científica, al menos tomen ejemplo de sus colegas. Que están bastante más adelantados que ustedes, y no solo por el horario.

Web del artículo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s